Camino Neocatecumenal

El Camino Neocatecumenal es una organización católica que, según los estatutos aprobados por la Santa Sede, se presenta como un itinerario de formación católica postbautismal o fundación de bienes espirituales. Al final del Camino, el objetivo es vivir en familias "como la de Nazaret", abiertas a la vida, a la oración, a la vida fraterna y al envío misionero. Sus miembros son conocidos popularmente por el nombre de “kikos” en España. Sus iniciadores son los laicos españoles Francisco José Gómez Argüello (más conocido como Kiko Argüello) y Carmen Hernández. Ellos, junto con el sacerdote italiano Mario Pezzi, forman el Equipo Responsable Internacional.

En el camino neocatecumenal se vive en comunidades de entre 20 y 50 miembros aproximadamente, lo que permite que se establezcan relaciones personales muy estrechas entre sus miembros . La duración del mismo está entre 20 y 40 años aproximadamente, pero las comunidades nunca se disuelven y se fusionan entre ellas cuando hay pocos miembros. La formación y guía de las comunidades están a cargo de un equipo de laicos supervisados por un sacerdote, el sacerdote interviene y guía de manera que todo lo expuesto por estos catequistas, que previamente poseen formación y experiencia en la fe, esté enmarcado dentro del magisterio de la Iglesia Católica.  

El camino se organiza en tres periodos fundamentales, cuyo objetivo es la maduración en la Fe de sus miembros, y que son la base del plan pastoral y el carisma que los neocatecumenales aplican en sus comunidades.

  1. El anuncio del kerigma  que realizaban los cristianos o "discípulos" que iban de ciudad en ciudad. Es una fase de kenosis, es decir de “descenso”, de humildad, en el conocerse mejor a través de la comunidad. Esta fase se compone del "Primer escrutinio bautismal"  que ilumina al neocatecúmeno sobre el significado cristiano del sufrimiento y la cruz, y su relación con los “afectos” y con los bienes. En esta etapa se enseña también la importancia de la familia como “una iglesia doméstica” en la cual se transmite la Fe a los hijos. En el "Segundo escrutinio bautismal", el neocatecumeno es invitado a reconocerse débil y necesitado de Dios, a aceptar su propia vida como obra de Dios, y a renunciar a los ídolos (bienes materiales o dependencias afectivas) sobre los cuales funda su propia “seguridad” y que le impiden tener al señor como único Dios.
  2. Un período de conversión y formación llamado catecumenado .
  3. La renovación de las promesas bautismales, que se recibieron en el bautismo.

Además, cada año se realiza una convivencia de transmisión en la cual cada año se da una catequesis sobre un tema distinto del magisterio de la Iglesia. En estas convivencias se hacen llamadas vocacionales a personas que sientan que su misión es evangelizar o ir a un seminario así como ser "familia en misión" (la propia familia decide irse a evangelizar a otros países). Además, ocasionalmente se realizan encuentros en diferentes lugares con los iniciadores, en los que también se hacen llamadas vocacionales.

El Camino está presente en todos los continentes, en más de 900 diócesis, con un total de más o menos 40.000 comunidades en más de 6.000 parroquias. Hay también varios seminarios del Camino llamados Redemptoris Mater  (Madre del Redentor). Se estima que existen más de 1.000.000 de miembros del Camino Neocatecumenal. El número más alto de comunidades en el mundo está en Italia y España. En el continente americano hay muchas comunidades especialmente en Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil, Paraguay, México, Colombia, Argentina, Venezuela, Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Nicaragua y República Dominicana.

Para mayor información: http://www.camminoneocatecumenale.it/new/default.asp?lang=es

 

ImprimirCorreo electrónico